inpa@inpa.info    917 38 48 56 - 611 60 02 19

¿Qué es la neuropsicología cognitiva?

La neuropsicología es el estudio de las relaciones que existen entre las facultades intelectuales, del comportamiento y emocionales con el funcionamiento cerebral. Al añadirle el calificativo de cognitivo, se relaciona con procesos mentales inherentes al conocimiento, como la memoria, la inteligencia, el lenguaje, la capacidad de organización, etc.

Por tanto, la neuropsicología cognitiva se dedica a la relación entre el funcionamiento del cerebro y las capacidades relacionadas con el conocimiento. Se utiliza principalmente en los estudios de los efectos de los daños cerebrales y el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo se utiliza la neuropsicología cognitiva?

Esta disciplina utiliza muchas de las técnicas también frecuentes en neuropsicología general y en otras neurociencias. Tales son la electroencefalografía, la neuroimagen y pruebas neuropsicológicas que miden el rendimiento psicológico y funcional del cerebro. La electroencefalografía mide los cambios de voltaje de las neuronas cerebrales para así conocer su actividad, de manera análoga a como un electrocardiograma mide la actividad de las células del corazón. Estas técnicas no son invasivas y son totalmente seguras.

Mediante las pruebas neuropsicológicas se se evalúa la atención, la memoria, el lenguaje, el aprendizaje, la capacidad intelectual, las habilidades visuales y espaciales y las funciones ejecutivas

Aplicaciones de la neuropsicología cognitiva

Así, por ejemplo, se pueden detectar los trastornos psicopatológicos y de los aspectos evolutivos de la infancia y el envejecimiento normal mediante el estudio de los daños cerebrales. También permite detectar enfermedades patógenas muy específicas.

La electroencefalografía tiene usos muy variados, como el planeamiento de tratamientos quirúrgicos, informar sobre la acción de psicofármacos en el cerebro, el seguimiento de patologías ocasionadas por daño cerebral, tratar enfermedades cognitivas como la esquizofrenia y estudiar los trastornos del desarrollo infantil, como el autismo.

En la actualidad, la neuropsicología cognitiva sigue en desarrollo, ya que además de aplicarse clínicamente sigue investigándose al respecto para mejorar todavía más las técnicas.

¿Tienes alguna duda? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Sin comentarios

Añadir un comentario