inpa@inpa.info    917384856 - 611600219

Déficit de atención: Síntomas y Tratamiento

Los trastornos de déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, se observan con frecuencia en cualquier clinica de neuropsicologóa ya que representa del 20% al 40% de los casos en las consultas psicológicas infanto-juveniles.

Puede tener importantes repercusiones en muchas áreas: social, familiar y laboral.

Síntomas del TDAH

Esta enfermedad de curso crónico se presenta en aproximadamente el 5% de la población mundial y suele aparecer en la infancia. Es una alteración del desarrollo neuropsiquátrico de origen genético.

Cuadro clínico

Los rasgos principales del déficit de atención son los siguientes.

  • Actividad motora: Estos niños se caracterizan por no poder estar en reposo: se mueven constantemente, suben a los muebles, corren, se levantan enseguida. Hacen mucho ruido y no pueden esperar un turno pues no tienen paciencia.
  • Falta de atención: Son niños que pierden la cosas, no pueden seguir instrucciones, están distraídos y cuando se les habla no parecen escuchar e interrumpen o responden de manera brusca. Son desorganizados, pues inician varias tareas sin priorizar ninguna
  • Impulsividad: Dicen cualquier cosa sin pensar, pasan a la acción rápidamente, buscan constantemente estímulos nuevos y presentan de manera súbita reacciones iracundas.

Tratamiento en la clinica de neuropsicología

Existen diversos tratamientos para este trastorno, pero los más aceptados son el farmacológico y la terapia cognitivo-conductual.

  • Farmacológico: Uno de los medicamentos más utilizados es el metilfenidato, un psicoestimulante. Su acción se basa en acelerar la producción de neurotransmisores con actividad inhibitoria.
  • Terapia conductual: Se aplica a niños de cierta edad. Se les enseña cómo sus sentimientos y pensamientos influencian su conducta y con ello logran controlarla.

Pronóstico

El 60% de los adultos siguen presentando síntomas de déficit de atención en la edad adulta, especialmente los relacionados con déficit de atención. Los cuadros impulsivos y especialmente los de hiperactividad motora suelen atenuarse. En una clínica de neuropsicología pueden administrarse los tratamientos adecuados para lograr el control de los síntomas y sus repercusiones. Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Sin comentarios

Añadir un comentario